Conmemoración de los 66 años del nacimiento de Hugo Chávez       “Siempre tu Chávez, por siempre”

Conmemoración de los 66 años del nacimiento de Hugo Chávez “Siempre tu Chávez, por siempre”

Venezuela conmemora 66 años del natalicio del comandante Hugo Chávez Frías, máximo líder de la Revolución Bolivariana, quien reivindicó la lucha por la igualdad, la justicia social y la defensa por nuestra independencia y soberanía. Nació el 28 de julio de 1954 en Sabaneta, estado Barinas, en el seno de una familia humilde. Sus padres fueron Hugo de los Reyes Chávez y Elena Frías y fue el segundo de seis hermanos.

Ayer, hoy, mañana y por siempre podemos decir tantas cosas del presidente Chávez, recordando al Grande, al hombre, al humilde, al entregado a su patria, hoy todavía se escucha al hombre que un día fue niño, que nació en uno de los pueblitos más humilde de Venezuela criado bajo el amparo de su abuela, alimentado con dulces de araña y lechosa, con la tierra en sus pies, instruido por una revista tricolor, en una casita de bahareque en la claridad y la oscuridad de su hogar que escuchaba un juego de béisbol o una noticia en un radio de pila, tantas cosas más, como se puede explicar que un ser humano de tantas carencias pudo crecer con tanto pero tanto amor por su patria y por su prójimo.

No hay  palabras para definir su entrega, que cuando hablaba en tono bajo o alto se le escuchaba con el corazón, si con el corazón sus tantas enseñanzas eran de las que vienen amarradas con la vida, las que corren por las venas, las que se sienten en el aire que respiramos, como no recordar al niño, al adolescente, al hombre que el mismo contaba a veces con nostalgia como decía él ” si volviera a nacer le pediría a Dios que lo colocara en el mismo lugar donde nació con la misma gente”.

Que fácil y tan difícil es hablar o escribir de Chávez, dejó tantas enseñanzas desde ser tan sutil como el pétalo de una flor y tan fuerte como el hierro, tan humano de brotar lágrimas, tan bravo como para decir tantas verdades, nunca visto en algún mandatario del país, desde mandar a estudiar al más pequeño hasta el más anciano, dejando como ejemplo su visión e inspiración de la patria a construir.

De dale poder al más humilde al pueblo, de saber que existía gente que necesitaban solamente de él una mirada, un apretón de mano, un abrazo, recordar con mucha nostalgia cuando una señora le dijo:  ” Necesito de tu abrazo” por medio de la tv, el presidente se conmovió , y más conmovedor fue cuando al poco tiempo Chávez le dio ese abrazo en persona. Sí, ese era Chávez que no le temía decir verdades a quien arremetiera con su patria, ni amenaza alguna, pero lo ablandaba una lágrima, un niño, una necesidad o simplemente un abrazo, era su gran debilidad, pero a su vez su Gran fortaleza que lo llenaba espiritualmente. 

Un día como hoy estuviéramos celebrando tu cumpleaños número 66, en las calles, viendo tus canas y vejez, pero no, comandante primero no te lo permitiéramos , tú tampoco a nosotros a tu pueblo dando el ejemplo en esta situación de pandemia, segundo porque físicamente no estás entre nosotros, pero estas vivo en el corazón de los venezolanos(as) ayer, hoy y por siempre.

Deja un comentario